jueves, 30 de agosto de 2012

VERSION WEB 15/2/2007


EN BUSCA DEL ESTRENO PERDIDO
Parte VI (6):
Hoy: INDIANA JONES SE COME UN PAR DE GARRONES

.- Nuestro héroe supuso- y muy en serio-, que habia llegado el momento de actuar. Teniendo en cuenta que el viejo equipo editor de la pelicula se habia plegado al grupo de hippies que lideraba su ex-mujer, que se escondían en una covacha de la Avenida Valentin Alsina al 1900 de Lomas de Zamora y que parecia un Teatro (tras su implosion), pero que mas que nada era un aguantadero para los inadaptados que pululaban en el lugar, debia conseguir otro. Hizo un casting por internet, y aparecio un muchachito -hincha de Temperley, un club de la zona sur que perdio hasta la ropa interior a finales de los ochenta por metida de mano en la lata de su querida comision directiva-, que dijo que si sabia manejar los aparatos, pero para la sorpresa de Indy, "no los tenía todos". Tampoco podia esperar la chancha y los veinte. Fue entonces como para que el susodicho pudiera editar, habia que hacer un proceso previo, cuyo aparato no tenia, y para no gastar un mango, decidio utilizar sus influencias de alto rango y acercarse a una Universidad Nacional, que tenia mas aparatos que en una reparticion publica, y pedirle mediante mangazo que hicieran el proceso tecnico de las imagenes.
Algunos meses mas tarde, y luego de entregar las imagenes, y por supesto, de que seguro las vieran Dios y Maria Santisima, la Señora Maria Cristina-licenciada en la pelotita-, le dijo a Indiana que habian descubierto que los equipos que poseian la Universidad eran muy primitivos y que lamentablemente no podian hacer el trabajo. ¿Y se enteraron tres meses despues? "Asi es la Argentina", penso nuestro heroe, y ni lerdo ni perezozo, decidio seguir en la busqueda de dicho aparato, el cual estuvo a punto de conseguir, y mientras tanto, convencer al editor de poder hacer mientras un corto de animacion -que para eso si le daban sus equipos-, pero a los dos o tres dias de haber sido convencido, desparece del mapa sin remedio.
Al mes o dos y por medio de un soplon conocido, descubre que la Universidad tenia equipos para tirar para arriba -cosa que se imaginaba-, y que uno de los hippies que acompañaba a su ex-mujer, presumiblemente su amante, habia concurrido a la Facultad y solicito que "no le hicieran ese trabajo", aludiendo temas de moralidad.
Asimismo, y para colmo de males, tambien descubrio, que ese editor cuya renuncia dejo patas para arriba todo, tambien lo habia mandado el mismisimo HIJO DE RE MIL (lease "puta"), que saboteo la Universidad. Y uno se pregunta por que. La respuesta es sencilla. HAY TIPOS QUE POR UNA VAGINA SON CAPACES DE HACER CUALQUIER PELOTUDEZ (lease Alberto Carrillo).
( C O N T I N U A . . . )

No hay comentarios.: